By

Daniel Salvador. Fotógrafo de cuadros. Sevilla.

Hacia 1680.

Don Juan antonio de Miranda y Ramírez de Vergara nació en Sevilla en 1655, ciudad en la que fue prebendado y canónigo la Catedral y donde murió en 1709.

Desde el punto de vista técnico, esta obra revela la calidad a la que Murillo llegó en la última etapa de su carrera, con una pincelada fluida y deshecha de gran vibración.

El cromatismo es muy sobrio, dominado por el blanco y el negro de las vestimentas del modelo, cuya figura se distingue sobre un fondo en sombras que ocupa una Corina de un color verde oscuro.

La columna con la cortina dispuesta junto a la mesa y el fondo neutro son recursos frecuentasen los retratos cortesanos aparato que lo alejan de la modalidad retratística más burguesa que el artista había estado practicando con anterioridad.

Related Posts

Daniel Salvador. Fotógrafo de cuadros. Sevilla. “Excelentísimo Señor don Francisco de Bruna y...

Daniel Salvador. Fotógrafo de cuadros. Sevilla. El segundo cuadro que nos encontramos en el...

Daniel Salvador. Fotógrafo de cuadros. Sevilla Este cuadro muestra un esqueleto, que representa la...

Leave a Reply