By

Daniel Salvador. Fotógrafo de monumentos y obras de arte. Sevilla.

En el centro del coro de la Catedral de Sevilla hay un mueble litúrgico que ha perdido ya prácticamente su finalidad: sostener los grandes libros corales que se empleaban para el canto de las horas litúrgicas. Pero no deja de ser una obra de arte de altísima calidad.

Este magnífico mueble litúrgico está coronado por un templete, en cuya cúspide hay una imagen de Cristo Crucificado rodeado de los cuatro Evangelistas. Estas imágenes están sobre un pequeño baldaquino de cuatro columnas, y dentro de él se encuentra una bellísima imagen de la Virgen con el Niño. De aquí caen cuatro paños inclinados donde colocar los grandes libros miniados para el canto de las horas litúrgicas, y más abajo un basamento de columnas, todo ello decorado con motivos geométricos y pequeñas figuras.

Este gran facistol fue realizado por Juan Bautista Vázquez el Viejo (activo entre 1557 y 1583), que trabajó en varias obras de la Catedral de Sevilla. Su realización se fecha en 1565. La imagen de la Virgen, casi en miniatura, es de una dulzura extraordinaria. Junta su rostro cariñosamente al del Niño, mientras éste sostiene una cruz con sus pequeñas manos. Esta ternura de la imagen es compatible con una serena esbeltez, que se refleja en los paños tallados magistralmente.

Juan Bautista Vázquez el Viejo, nació en Ávila y, después de trabajar un tiempo en Toledo, se trasladó a Sevilla en 1559, para trabajar en el retablo de la Cartuja de las Cuevas. Más tarde, su estilo evoluciona hacia el Manierismo, como puede verse en el relieve de La Ascensión, de la Sala Capitular de la Catedral de Sevilla.

Facistol del coro de la Catedral de Sevilla

Related Posts

Daniel Salvador. Fotógrafo de obras de arte. Sevilla. El Retablo Portada de la Capilla Sacramental...

Daniel Salvador. Fotógrafo de monumentos. A finales del siglo XV, los Reyes Católicos Isabel y...

Daniel Salvador. Fotógrafo de monumentos y obras de arte. Sevilla. “El Palacio Arzobispal de...

Leave a Reply