By

Daniel Salvador. Fotógrafo de obras de Arte.

La Imagen del Santísimo Cristo de la Buena Muerte recibe esta advocación desde hace varios siglos, si bien, parece ser que no fue la originaria con la que se le denominase a esta talla, a partir de que el escultor Juan de Mesa y Velasco la tallase en 1620. Así, por lo que se refiere a la advocacion de la Buena Muerte, no consta documentalmente el hecho de que la Imagen recibiese culto con este nombre desde su hechura. En primer lugar, porque no se expresa en el contrato de encargo, ni tampoco en la descripción de la procesión que se efectuó al año siguiente, 1621, para entronizar la imagen en su altar. En segundo lugar, por los fines de la Hermandad a la que estaba destinada.El grupo escultórico fue encargado para una Hermandad de sacerdotes, constituida en la casa profesa de los jesuitas, cuya motivación era la búsqueda del arrepentimiento y la conversión de los pecados de la carne. Por tanto, nada parece indicar que la advocación de la Buena Muerte estuviese relacionada con dicha motivación.

Un siglo más tarde, en 1725, se quiso crear en la citada casa profesa una congregación de la Buena Muerte. En el texto que hace referencia a dicha fundación, se dice que los titulares serían “la Virgen Santísima Dolorosa a los pies de Cristo Crucificado y el Señor San José, especialísimo abogado de la buena muerte“.

Es muy probable que fuese a partir de entonces cuando al Cristo comenzase a denominársele de la Buena Muerte. En una descripción del templo de la Anunciación de dos años después, se dice que el primer altar que existe en la nave del templo, en el lado de la epístola, está ocupado por el “Santo Cristo de la Buena Muerte”.

Cuando a finales del Siglo XIX la Imagen comienza a retomar la devoción que tuvo en tiempos, por parte de los distintos profesores y alumnos de la Universidad de Sevilla, germen de lo que en 1924 sería la fundación de la Hermandad de los Estudiantes, la Talla de Juan de Mesa continuaba denominándose así en el ámbito universitario, queriendo los hermanos fundadores mantener dicha advocación, la cual se mantiene hasta nuestros días como Santísimo Cristo de la Buena Muerte.

Cristo de la Buena Muerte. Juan de Mesa y Velasco. Hermandad de los Estudiantes. Sevilla.

Related Posts

Daniel Salvador. Fotógrafo. Sevilla. Desde estas líneas quiero agradecer públicamente a la...

Daniel Salvador. Fotógrafo de obras de arte. Sevilla. En el día de ayer se inauguró, en Alcalá la...

Daniel Salvador. Fotógrafo de obras de arte. Sevilla. Posterior a su conocido Niño Jesús de la...

Leave a Reply